Crema fría de zanahoria y tomate

Una deliciosa y muy fresquita receta de crema fría de zanahoria y tomates, perfecta para tomar en los días más calurosos del verano

Una deliciosa y muy fresquita receta de crema fría de zanahoria y tomate, perfecta para tomar en los días más calurosos del verano

Con el verano a la vuelta de la esquina y las temperaturas cada vez más altas ya empiezan a apetecer recetas más fresquitas, como ensaladas, gazpachos y por supuesto las cremas frías de verduras. Esta crema fría de zanahoria y tomate es uno de esos aperitivos que no dejarás de tomar durante todos los meses de calor infernal propios del verano.

La crema fría de zanahoria y tomate, además de ser una comida fresquita, también es una receta muy saludable, rica en antioxidantes y muy saciante. Estas recetas son perfectas para el verano, porque es una época en la que no apetece nada pasarse horas en la cocina pasando calor.

Por otra parte, en estas fechas buscamos recetas más sencillas y ligeras que no nos dejen muy pesados, ya que por lo general picoteamos más, hacemos más aperitivos con familia y amigos, y lo único que apetece es disfrutar sin sentirnos muy llenos o hinchados.

Las cremas frías son súper rápidas de hacer y están buenísimas, son todo lo que necesitamos en verano. Solo tendrás que meter todos los ingredientes en una batidora y triturar muy bien los alimentos hasta formar una crema con una textura suave y ligera.

Puedes hacer la crema fría con tus ingredientes favoritos. En nuestro caso hemos utilizado tomates, zanahorias, aguacate, vinagre, perejil, AOVE, sal y pimienta. Los tomates son una de las mejores verduras, contienen mucha agua, antioxidantes, protegen la vista, mejora la circulación sanguínea, cuida la piel, evita el estreñimiento y también contiene propiedades diuréticas.

 Las zanahorias son muy parecidas a los tomates en cuanto a sus propiedades. También mejora la vista, protege la dentadura, ayuda con los problemas intestinales, contiene propiedades diuréticas, proporcionan energía al cerebro y es una verdura muy buena para el cuidado de las uñas y el cabello.

El aguacate es otro de los alimentos imprescindibles en esta crema fría de zanahoria y tomates. El aguacate mejora el funcionamiento del sistema nervioso y muscular, por su alto contenido en magnesio y potasio, es bueno para el sistema inmunológico, contiene efectos antioxidantes, bueno para el cerebro, beneficioso para los huesos, también es un alimento muy saciante y ayuda a reducir el colesterol.

Estos alimentos son la base para preparar esta crema fría de zanahoria y tomate pero el resto de alimentos como el perejil y las especias las podéis cambiar por las que más os gusten. Sin embargo tanto el AOVE como el vinagre son imprescindibles para que quede una textura ligera, suave y con un sabor delicioso con un toque agrio.

La podéis preparar en el momento en el que la vayáis a tomar o prepararla unas horas antes. Para evitar que la crema fría de zanahoria y tomate se oxide podéis añadirle un chorrito de limón y aguanta en perfectas condiciones hasta la hora de tomarla. Aunque esta crema fría está pensada para tomarla en el mismo día en que la prepares puedes usar este truco para que dure un poco más.

Podéis tomar la crema fría de zanahoria y tomate como plato único o tomarlo de aperitivo y acompañarlo de un segundo plato como por ejemplo unas pechuguitas a la plancha, un pescado al horno, arroz con pollo, ensalada de pasta, etc.

Si tomáis la crema fría de zanahoria y tomate como plato único os aconsejamos añadirle unos pedacitos de queso feta desmenuzado, huevo sancochado picadito. Esta es una forma fácil y rápida de completar un plato nutricionalmente y hacerlo también muy saciante para aguantar bien sin hambre hasta la siguiente comida. 

Es una crema fría de zanahoria y tomate muy fácil de tomar, apetece en cualquier momento del día ya que es muy refrescante. Para los niños y las personas que no les gusten las verduras es ideal, porque toman en esta crema fría muchas verduras y nutrientes en forma de “zumo” o crema y no ven las verduras como tal, entonces se les hará mucho más a menos comérsela. Además, su sabor es muy rico y suave pero con un toque especial del que estamos seguras que les encantará.

Con todo lo que hemos explicado de esta crema fría de zanahoria y tomate ya no tienes excusa para correr a prepararla.

A continuación te dejamos la receta de esta crema fría de zanahoria y tomate.

También te puede interesar: Donuts de cheesecake saludables

📋 Ingredientes:

350 g de tomates

95 g de zanahorias

36 g de aguacate (medio aguacate)

12 g de vinagre de manzana

1 puñado de perejil

1 cucharada de AOVE

Sal y pimienta al gusto

🥄 Preparación:

1. Cocina las zanahorias en el microondas durante 5 minutos.

2. Incorpora todos los ingredientes, incluidas las zanahorias, en un vaso batidor y tritura todo junto.

3. Deja que la crema se enfríe en la nevera un par de horas antes de consumir.

Disfruta de esta deliciosa crema fría de zanahoria y tomate.

share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

último video
últimas recetas
Categorías

Recetas relacionadas

Arroz negro
Saladas
Carolina García

Arroz negro

Aprende a hacer un arroz negro con calamar muy rápido y sencillo, además es saludable y esta buenísimo.

Read More »