Cerezas cubiertas de chocolate

So, I’m sharing some veggie-packed comfort food recipes to help carry us through to springtime.
Cerezas cubiertas de chocolate

Las cerezas cubiertas de chocolate, es una receta bastante clásica que nunca falla. Cerezas jugosas y chocolate negro se combinan en este dulce. El proceso requiere un poco de tiempo y paciencia, pero la recompensa de loas cerezas de chocolate bien vale la pena.

Para obtener el centro líquido tradicional en estas cerezas necesitarás dos cosas: un ingrediente llamado invertasa y tiempo; el relleno tarda aproximadamente una semana en licuarse por completo.

La invertasa es una enzima que licua el azúcar. Puede omitirse sin afectar el sabor, pero sus centros no se licuarán. Como alternativa a la invertasa también puedes remojar las cerezas en un alcohol como el brandy antes de hacer los dulces, así también producirá un centro líquido después de aproximadamente una semana.

Este dulce es ideal para las fiestas como postres, pero también para regalar.

📋 Ingredientes

40 cerezas con tallos
1/4 taza de mantequilla, ablandada a temperatura ambiente
1 cucharada de pasta de dátil
2 cucharadas de líquido de cereza reservado (te explicamos cómo hacerlo)
1 cucharadita de invertasa líquida
2 tazas de harina de avena

450g de chocolate negro

🥄 Preparación

  1. Mantén las cerezas en remojo y el día antes de que quieras hacer las cerezas cubiertas de chocolate, escurre las cerezas y reserva 2 cucharadas del líquido. Seca las cerezas suavemente con una servilleta y déjalas reposar sobre una rejilla durante la noche para que se sequen.

2. Al día siguiente, prepara el relleno. En el tazón grande de una batidora de pie mezcla la mantequilla, la pasta de dátiles, el líquido de cereza reservado y la invertasa líquida. Bate todo hasta que se cree una pasta homogénea. Luego incorpora poco a poco la harina.

3. Coge una cucharadita para formar una bola de la masa anterior y gírala en tus manos para redondearla. Aplana la bola entre tus palmas y coloca una cereza en el centro.

4. Junta los bordes exteriores y pellica la masa en la parte superior donde el tallo se extiende desde la cereza. Asegúrate de que la cereza esté completamente cubierta, luego enróllala entre tus palmas para suavizar los bordes o arrugas y redondearla.

5. Coloca la cereza en una bandeja para hornear cubierta con papel de horno, luego repite con las cerezas restantes hasta que estén todas cubiertas con la masa. Pon la bandeja en la nevera hasta que la masa se endurezca un poco, al menos 30 minutos.

6. Mientras esperas a que la masa se endurezca derrite el chocolate negro.

7. Cuando hayan pasado los 30 minutos, sostén las cerezas por los tallos y sumérgelas en el chocolate. Colócalas de nuevo en la bandeja para hornear y repite hasta tener todas las cerezas cubiertas.

6. Si ves que con el paso de los minutos a alguna cereza se le ha escurricho el chocolate, coge un poco más de chocolate negro derretido y échalo sobre las cerezas.

7. Deja las cerezas a temperatura ambiente durante 2 a 3 días para permitir que los centros comiencen a licuarse. (Las bajas temperaturas ralentizarán el trabajo de la invertasa).

share this post

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

último video
últimas recetas
Categorías

Recetas relacionadas

Arroz negro
Saladas
Carolina García

Arroz negro

Aprende a hacer un arroz negro con calamar muy rápido y sencillo, además es saludable y esta buenísimo.

Read More »